00 – Propósito y Equipo

Mucha gente sabe navegar, correr regatas o construir barcos, pero cuando se alejan de la costa conocida, donde no hay más indicación que el cielo con su Sol, la Luna, Planetas o las Estrellas y quieren saber la posición de su barco en la carta. Claro que la pueden estimar, usar un GPS  o en caso de emergencia apoyarse en la astronomía.

Están en desuso y casi desaparecidos los sistemas basados en radiofrecuencia, como el Loran (Long RAnge Navigation) que es un sistema de ayuda a la navegación de ondas hiperbólicas. También con los radiofaros, que como los faros hacen con la luz, eran emisoras que lanzaban pulsos electromagnéticos, que se detectabas con unas antenas llamadas radiogoniómetros, y por marcación de dos o más señales se conseguía la posición, buscando su máximo volumen.

Durante siglos los navegantes se han situado, primero por estima, luego con esta y la Latitud, y solo hasta mediados del siglo XVIII se pudo calcular la Longitud. El método no cambió hasta entrado el siglo XX. La verdad es que costaba un buen rato situarse usando el sextante, tablas astronómicas, tablas logarítmicas, cronómetros precisos y una buena dosis de trigonometría esférica. Luego apareció el moderno Sistema de Posicionamiento Global GPS gracias los satélites norteamericanos. Recordemos también que los aviones, al principio, usaron la astronomía para situarse hasta que la radio (potentes radiofaros) y radar les empezaron a solucionar la determinación de la situación.

Hoy en día con el cómodo GPS cualquiera se sitúa en la carta con una precisión de metros. Pero recuerdo a mi viejo profesor de astronomía que me decía: “Cuando se acaban las pilas o la electricidad ¿que haces?”. También puede fallar por otras causas.

Pero aqui no vamos a crear un curso de complicaciones matemáticas. El propósito es situarse en el caso de que no sea posible el uso del GPS. Pero será más como una emergencia y sin enloquecer por la exactitud. Estudiaremos algunos de estos viejos procedimientos de navegación por estima y astronómicos, siempre con el objetivo de que sean fáciles de usar en caso de apuro.

Equipo mínimo:

La navegación deportiva puede ser oceánica o local. Aquí describiremos el equipo mínimo necesario para la de altura:

GPS

Compás

Cronómetro

Sextante

Cartas náuticas

Radio VHS

Radio BLU

Baliza de emergencia