Equipo

Los dos elementos básicos para cocinar navegando son la cocina y el sistema frigorífico.

Cocinas:

Las cocinas ideales son las de tres fuegos y horno alimentadas por gas de bombona de camping. Si se trata de un barco de regata, como el peso va reñido con la velocidad se puede usar una cocina de alcohol, obligatoria en algún país. También es un buen sistema cuando se navega por países con distintos tipos de bombona, porque alcohol de quemar se encuentra en cualquier parte. Un tercer tipo son las de petróleo o queroseno. Conocí a una pareja alemana que vendía su barco tras dar varias vueltas al mundo. Cada mañana ella hacía el pan en una cocina de queroseno. Recordemos que las bombonas de butano deben situarse en un cofre ventilado en el exterior. Es indispensable que la cocina disponga de un sistema de cardan, por lo menos para compensar el balanceo lateral. En los veleros también es útil una cincha para aguantar al cocinero cuando el barco está escorado. Debe estudiarse bien la salida de humos.

Para complementar la cocina está el microondas si el espacio y la electricidad los permiten.

Frigoríficos.

Sería ideal disponer de una nevera y un arcón congelador. Pero el espacio y el peso no siempre permiten esa opción.

La nevera puede ser vertical. Es cómoda pero se calienta al abrirla. Son mejores las de arcón que se abren por arriba y si no tiene placa eléctrica refrigeradora se utiliza con barras de hielo preferiblemente o bolsas de cubitos. Estos arcones tienen desagüe por debajo a la sentina y unas buenas paredes aislantes.

Deja un comentario